lunes, 21 de mayo de 2018

El ángel exterminador

Marcos se quedó paralizado al llegar al escaparate de la librería Enigma. Acudía allí cada sábado, curioseaba un rato por las distintas secciones y terminaba en la de misterio, su favorita, para ver si había alguna novedad interesante.

Aquella mañana lo que vio le sobrecogió. La estantería principal estaba sembrada con decenas de portadas de un libro azul turquesa, que mostraban un dragón plateado, esta fue la imagen que realmente le paralizó. Leyó su título: El ángel exterminador.

Su infancia fue triste. Al poco tiempo de cumplir su primer año, sus padres y su hermano gemelo murieron en un accidente de coche. Por algún motivo él sobrevivió pero como sus abuelos habían fallecido y sus tíos no pudieron hacerse cargo de él,  Marcos fue llevado a un orfanato donde vivió hasta que lo adoptaron cuando cumplió once años.

Durante los años en el hospicio tuvo un sueño recurrente. En él, una voz protectora le contaba un cuento terrible y bonito a la vez. Trataba de un ángel con cuerpo de dragón plateado que vivía en una isla muy lejana. Poseía un enorme poder destructor que solo podía ser aplacado entregándole un infante que no hubiese superado el tercer año de vida. Cada solsticio, los pobladores de la isla le ofrecían un niño a quien el dragón devoraba. De esta forma calmaba su ira y retornaba a su hibernación. Poco a poco los niños desaparecieron de la isla, hasta que solo quedó uno. Cuando llegó el momento de entregarlo, sus padres se negaron a aceptar el sacrificio y se escondieron con él en la cueva sagrada que permanecía cerrada desde hacía siglos, pues la leyenda contaba que quien entraba allí nunca jamás regresaba. El dragón montó en cólera y amenazó con destruir por completo la isla. En su escondite, los padres, muy asustados, encontraron un pasadizo que los condujo hasta una caverna en la que encontraron los restos de un templo, y un pedestal con un libro de título: El ángel exterminador. En él se explicaba el ritual que había que llevar a cabo para calmar la ira del dragón plateado sin tener que entregarle ningún infante. El padre lo leyó de principio a fin y aprendió las palabras sagradas que esa misma noche recitó, consiguiendo que el dragón hibernase por siempre y salvó de ese modo a los habitantes de la isla.

Marcos volvió en sí en la librería como si regresase de un viaje en el tiempo y no pudo contenerse. Compró de inmediato un ejemplar y se lo bajó a la cafetería en la que habitualmente se regalaba su rato de lectura. No podía creerlo. Se trataba del cuento que durante años había perturbado sus sueños. Lo tenía delante, escrito y encuadernado. Lo leyó de un tirón y decidió buscar al autor. Tecleó su nombre en Google y clicó en imágenes. Lo que apareció en la pantalla de su smartphone le paralizó el corazón. Era su vivo retrato aunque con el pelo más largo.

Su mente se aceleró. La explicación que unía la historia del cuento con aquella cara conducía a una única persona: su hermano gemelo. ¿Era posible que no hubiese muerto en aquel accidente? Y, si fue así, ¿por qué nunca nadie le contó que también había sobrevivido? Preguntas que sin duda merecían una investigación para la que no sabía si estaba preparado. Se apoyó en el respaldo de la silla, cogió su taza de té y cardamomo y dio un sorbo mientras meditaba si quería conocerlo. Decidió que ya lo pensaría al día siguiente.

sábado, 19 de mayo de 2018

ESCRITORES SINGULARES-47: FRANCISCO URBANO

Francisco Urbano es un ESCRITOR SINGULAR. Comenzó su actividad literaria tras participar en el taller de escritura de Benicàssim, origen de este proyecto de entrevistas singulares, y publicó relatos en numerosos libros colectivos entre los que destacan “La magia de un momento” (Incorregibles – Unaria ediciones), “Pasión literaria en Kent” (152 Rosas Blancas - Divalentis editorial) o “El embrujo del temple” (En el filo de la pluma – La pajarita roja). En mayo de 2013 comenzó a publicar su blog, este que nos ocupa, Loabsolutonoexiste, dedicado al pensamiento relativo, la literatura y el arte cotidiano, en el que podemos disfrutar de sus propios relatos, crónicas de lectura de otros libros, posts de eventos artísticos y otros dedicados a la crónica de conciertos o al arte multimedia.

¿Cómo pudiste hacerme esto a mí? fue su primera novela, que terminó de escribir en Teherán en 2015, publicada con Editorial Nazarí, un alegato a favor de la música de finales de los ochenta como modo de vida y supervivencia, en la que grupos como Alaska y Dinarama o The Cure son los iconos que marcan la actitud de sus protagonistas, y en la que se respira la libertad sexual, artística y personal del grupo de amigos de aquella época. Una novela con banda sonora y con alma.

En la actualidad, Francisco está ultimando su segunda novela, que publicará en unos meses, una vez haya terminado el proceso de corrección y reescritura.

A continuación comparto con todos vosotros, lectores, un relato con poso, con alma y sentimiento, muy personal. Espero que lo disfrutéis.

Y para que conozcáis un poquito más a su autor, una breve entrevista a continuación.

RELATIVISMO Y ULTRAIZQUIERDA

Tengo recuerdos intermitentes. Palabras sueltas en catalán, citas de alta cultura y críticas al líder de Alianza Popular. El cerebro hiper hormonado de mis catorce años me impedía discernir de qué trataban muchas de las cosas que le escuchaba decir. A pesar de que mi quehacer se repartía entre los libros y la chica que me tenía loco, aquellas frases crearon un poso decimal, que con los años ha formado parte del sustrato y la estructura de mi pensamiento. Recuerdo con cariño un par de libros que me regaló: Historia ilustrada de la URSS, una edición de formato casi bolsillo, con redacción escorada y pretensión casi estalinista, que leí el mismo día de mi cumpleaños. El segundo fue aún más revelador. Su título: Leninismo y ultraizquierda. Conservo todavía aquellas dos pequeñas joyas de la propaganda más radical que prendieron la chispa de mi relativismo actual.
Virtudes supuestamente cristianas y calificadas como “de lo que Dios manda”, eran cotidianeadas por él, ya fuese hablando de Fidel, criticando al Papa o lamentándose de la sequía que iba a joder la cosecha del año. Yo no tenía todavía criterio propio en casi nada y, por ello mismo, me epataba aquella forma de ser y actuar.
Creo que su filosofía no engranaba bien en el motor de mi familia, donde todo era evidente, previsible y protector. Y, a la vez, todos lo aceptaban como era. No parecía ser necesario recurrir a la hipocresía o a la condescendencia. Tan solo se asumía que él era así, sin más. Sus años de enfermedad fueron duros. Mi habitación compartía pared con la suya y podía escuchar su sufrimiento, tantas veces tornado en lamento, en tardes grises donde la soledad se alimentaba de sí misma creando atmósferas irrespirables. Yo lloraba bajo las sábanas, impotente, al ser incapaz de aliviarle y porque, en el fondo, me molestaba tener que soportar ese escenario tan cerca. Tan egoísta es la pubertad…

Cuando comenzó su largo viaje, me prometí que recurriría a él en los momentos difíciles, y le pediría ayuda. ¡Qué contradictorio! Un no creyente en la otra vida, solicitando los parabienes de un alma que supuestamente viaja por ella.

Estoy convencido de que él representó el catalizador de mi pensamiento relativo y la asunción de las contradicciones. Por ello, defiendo con igual ahínco la idea de que la vida termina cuando el cuerpo muere que la de que él me guía y protege desde otra dimensión.
Te quiero abuelo, creo que nunca te lo llegué a decir, y ahora sí me siento capaz.

ENTREVISTA SINGULAR
1.- Aunque ya eres un autor publicado, si te dieran la posibilidad de publicar una novela con una gran editorial ¿sobre qué tema te gustaría escribirla? ¿Hay algún tema sobre el que no te atreverías a escribir?
Estoy reescribiendo y corrigiendo mi segunda novela en la que hablo de las segundas oportunidades, de los valores fundamentales del ser humano y de lo relativo que puede resultar todo en la vida. Me gusta el paso del tiempo, la reflexión sobre el pasado y las relaciones personales en los relatos y en las novelas que escribo y que leo.
Aunque me gusta escribir de cualquier tema, debo reconocer que para un género soy un completo negado, y es el humor. Lo he intentado muchas veces y me cuesta muchísimo hacer reír con mis relatos.

2.- Imagino que como buen escritor que eres serás también un gran lector, ¿en qué momento del día te gusta más leer? ¿Qué género te gusta más leer? Y ¿Un género que nunca leas o no te guste leer?
Por mi trabajo viajo mucho fuera de España y es durante los viajes en tren, avión y durante los tiempos de espera en aeropuertos, hoteles y estaciones donde más leo. Son muchas horas que la lectura hace cortas ya que te aisla del sitio donde estés y te transporta, haciendo que el tiempo se contraiga. Así es como consigo leerme cincuenta libros cada año. Me encantan las novelas de misterio, son mis favoritas y las policíacas, supongo que porque cuando era un adolescente devoré toda la obra de Agatha Christie. Casi nunca leo novela romántica. La encuentro bastante aburrida.

3.- Disfruté mucho de la lectura de tu primera novela titulada ¿Cómo pudiste hacerme esto a mí? con editorial Nazarí. Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco?
Yo me considero un escritor (esto ya es mucho considerar) planificador. Es decir, no soy capaz de escribir por impulso. Por ello primero tengo que imaginar la idea sobre la que voy a escribir, después elaborar un armazón de la misma en mi cabeza, y decidir cómo comienza y cómo termina y es entonces cuando puedo empezar a escribirlo. Por eso nunca me enfrento a un folio en blanco ya que hasta que no tengo una idea muy desarrollada y madura en mi cabeza, no empieza a escribirla.

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
Cuando leo normalmente me acompaña la soledad y el silencio ya que como te decía antes, la lectura te transporta a otra realidad y ello se consigue mejor en completo silencio y soledad. Sin embargo, a veces también escucho a la vez música tranquila, mezclas de pop y jazz o música ambiental con ritmos house que me relajan. Y también me encanta leer en compañía de mi familia y sobre todo de mis hijos. En casa hacemos muchas sesiones de “lectura en familia”. Paramos todo, apagamos todo lo electrónico y los móviles y simplemente leemos todos y siento en ese momento una paz completa. Cuando escribo, me acompaña el silencio absoluto y un determinado estado de ánimo porque para escribir sí que necesito concentración máxima.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
Yo soy una persona muy “visual”. Quiero decir que tanto en los discos como en los libros (y te diría que incluso en las películas de cine) la portada es casi lo primero que me atrae. He comprado muchos discos simplemente por la portada, por ejemplo. Y en los libros me pasa algo similar. Por supuesto me llama mucho la atención también el título. El último ejemplo, he comprado el libro titulado “The loneliness of the long distance runner” que me parece un título rotundo. Las recomendaciones de amigos también suelen ser fuente de mis lecturas.

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Las utilizo a diario. Sobre todo Facebook, Instagram y Google +. Sigo sin entender para qué sirve Twitter, llámame antiguo, y hay otras que también utilizo esporádicamente como Soundcloud, para publicar mis creaciones de música electrónica y otras temáticas como VirtualGallery donde subo las fotos de los cuadros que pinto. La verdad es que me parecen muy útiles para dar a conocer la creación artística en general.

7.- ¿Eres escritor de día o de noche?
Soy sobre todo escritor madrugador, de muy temprano por la mañana

8.- Aparte de la literatura, ¿qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
Pues aquí podría escribir un ensayo. La principal, la más importante en mi vida, más que la literatura, es la música. Mi vida sin música no lo sería. La música puede cambiar mi carácter, consolarme cuando estoy triste y alegrarme cuando lo necesito. Es un continente que exploro continuamente y que nunca se termina. Cada día descubro grupos nuevos que me sorprenden, discuto de música con mis hijos, sobre la música que escuchan hoy en día los jóvenes, revisito clásicos de finales de los ochenta que reflejé en mi primera novela ¿Cómo pudiste hacerme esto a mí? y he empezado a escribir en el blog reseñas de conciertos a los que acudo. Mi próximo proyecto, reseñar el concierto de Pet Shop Boys que actuarán en el FIB este año y a quienes iré a ver con Adrián e Izan, mis hijos de diez y doce años. Pero no todo es música. Me apasiona el teatro, la creación pictórica en la que también estoy inmerso con la serie GEOROUNDERS, GEOSTARS y GEOPATTERNS, alguno de los cuales he podido exponer ya en La Bohemia de Castellón. Soy un empedernido pintor y creador de mandalas y me encanta el dibujo a lápiz. Tengo más pasiones artísticas, la videocreación y el cine, pero estas son más tangenciales.

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas
a) ¿Nos recomiendas un libro?
1421: El año en que China descubrió el mundo, de Gavin Menzies
b) Un personaje literario que sea inspirador para ti.
Más que uno literario te diré uno histórico: Kemal Atatürk. Me fascina que una persona pueda cambiar la orientación islámica de todo un país, su alfabeto, llevar a la moderna Turquía hasta convertirse en un estado laico y modernizarlo del modo en que lo hizo a principios del siglo XX. Lamentablemente, Turquía está retrocediendo décadas hacia el oscurantismo y el pasado más negativo…Por cierto recomiendo su biografía The rebirth of a Nation, de Patrick Kinross.
c) Un personaje malvado de una novela que te guste o salvarías, o defenderías.
Yo creo férreamente en las segundas oportunidades por lo que a cualquier asesino de una novela negra, por duro que parezca y tras cumplir su pena, le daría una nueva oportunidad.
d) ¿Qué género literario te apasiona más? El de misterio.
e) ¿Eres de radio o de televisión? De radio a todas horas y de televisión por la noche.
f) ¿Mar o montaña?
Para alguien que ha nacido en el “secano” del bajo Aragón como yo, poder vivir a cinco minutos del mar es un lujo, pero es que Benicàssim tiene también montaña, que alterna muy bien con mi gusto por ir a la playa.
g) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes. Y un hecho que te conmueva.
Una de las cosas que más me sorprende es que se vuelva a votar en ciertos lugares de España a los partidos que han sido corruptos en esos lugares y que, aparentemente, esa corrupción ni se considere ni afecte al voto. Realmente no consigo entenderlo y es algo que me sorprende cada día más.
Algo que me duele cada vez que lo escucho o leo es la guerra y la destrucción en Siria. He visitado muchas veces Damasco, he disfrutado de la generosidad y amabilidad de los sirios y he podido incluso visitar Maalula, el último reducto del mundo donde todavía se hablaba Arameo. He paseado tranquilamente a las dos de la mañana por el centro histórico de Damasco después de una cena con amigos en un restaurante musulmán que estaba situado en el barrio cristiano y he sentido paz en sus calles. Todo destruido para siempre, hoy en día por la barbarie y la sinrazón. Un paraíso que jamás podremos volver a disfrutar, me temo.
h) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular.
Why can’t I be you? Del grupo The Cure. Cuando descubrí a esta banda allá por el verano de 1987 por fin encontré aquello que llevaba muchísimo tiempo buscando y en cierto modo, cambió y redirigió mi vida.

10.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
Una tarde de otoño, Laura sentada junto a mí en la terracita de casa leyendo y los chicos, Izan y Adrián junto a nosotros echando una partida de cualquier juego de mesa. A mi lado, una taza de café con avellana y el sonido de Peacocks y Rainbow (nuestros dos canarios). No necesito más. Así podría estar el resto de mi vida.

11.- ¿Nos puedes adelantar algo de tu próximo proyecto si es que estás escribiendo algo?
Como ya he comentado en la primera pregunta, estoy reescribiendo y he comenzado la primera corrección de mi próxima novela que espero pronto pueda ver la luz. En ella las segundas oportunidades y la relatividad en la vida de una persona son protagonistas.

12.- ¿Qué experiencia ha supuesto para ti escribir esta sección titulada ESCRITORES SINGULARES?

Lo que comenzó siendo un juego, unas ganas de dar a conocer los relatos que mis compañeros del taller de Benicàssim leían cada semana y que a mí me encantaban, ha terminado siendo algo mucho más grande, gracias a lo cual he conocido a numerosos escritores/as, he descubierto canciones, libros, recomendaciones y consejos de buenos profesionales y estupendos colaboradores. Sin duda una gran experiencia que me ha enriquecido como escritor y como persona.

jueves, 17 de mayo de 2018

OBSCURE en la Bóveda tocan SHOW (The Cure)

Era mi segunda vez con Obscure y acudí al concierto con el recuerdo dulce de la gran actuación que había podido disfrutar un año antes en el mismo escenario barcelonés. En esta ocasión con la intención de reproducir el LP Show, grabado por The Cure en Michigan en 1992 y publicado al año siguiente, al albor de la gira que realizaron tras publicar el álbum Wish, momento de mayor éxito comercial en su carrera.
Y sí, Show no es el mejor álbum de los Cure, claro. Está plagado de singles comerciales que se suelen corear en los conciertos y adolece de pocas canciones de la época oscura de Faith o Pornography o de las épocas experimentales de The Top o The head on the door, es un álbum con muchas concesiones a la comercialidad que además estuvo sobreproducido por un Robert Smith obsesionado con la precisión de sus grabaciones.
Sin embargo, todo ello queda diluido por los componentes de Obscure, por su garra, su presencia en el escenario y sobre todo su entrega a las canciones de su grupo de culto. En su concierto, desaparece la comercialidad y arrasa la calidad y sobre todo la autenticidad de esta banda barcelonesa.

Los acordes de Tape fueron una llamada a todos los despitados de La Bóveda que andaban con sus cervezas y conversaciones para que se fueran aproximando al escenario, ya que el show iba a comenzar. Y es entonces cuando explosionó Open, la mejor canción de apertura (junto con The Kiss, en mi opinión) para un concierto. Es una canción tipo de los Cure, oscura, con atmósfera, con sonido de guitarra distorsionada y con cierta melodía que la convierte en un gran comienzo. Después le siguieron una lista de singles al uso del momento de los cure: High, PIctures of you, Lullaby, Just like heaven, Fascination Street y A night like this. Nada que decir de tanto éxito comercial y radiofónico que tuvo su respuesta en el público que brincó y coreó masivamente.
Comenzó después la parte más interesante para mí del concierto, con Trust, otra canción atmosférica y Doing the Unstuck (más desconocida para el público que fue una cara B).
En aquel momento apareció un alter ego de Dave Gahan, llamado Xavi Devotional con el que interpretaron magistralmente The walk, intensa, altisonante y rítmica, como a mí me gusta. Xavi ofreció una voz profunda, interesante, que hizo buenas migas con la de Horacio. Un descubrimiento más del concierto.

Siguieron con tres singles bailables, Let’s go to bed, Friday I’m in Love y In between days que son tres canciones luminosas, melódicas, y levantaron en brotes y brincos a todo el público.
Y Obscure se adentraron en lo más personal del concierto con From the Edge Of The Deep Green Sea, larga y pausada, como le gusta a Robert interpretarla en directo y que yo degusté con enorme satisfacción. Le siguió Never Enough, uno de mis clásicos favoritos cuyo video incluyo en esta crónica y guitarreo de estilo personal de Marcos y para terminar la primera de las tres tandas, la eléctrica Cut donde Marcos ensalzó de nuevo la canción y la convirtió en himno y finalmente End, un gran tema para finalizar un concierto.


Pero claro, el público quería más y más y más y más y hubo dos encore: La primera serie con estilo variado, incluyendo canciones como Primary o Boys Don’t cry y la última, la del ya definitivo, con dos joyas, Charlotte Sometimes y Play for Today reclamada a gritos por un público entregado.
Obscure fueron rotundos en su actuación. Ofrecieron una mezcla de dominio de la interpretación musical, estilo propio y garra frente al público que los convierten en un producto triunfador. La pose de Carlos (más estática que la de Simon Gallup y que yo personalmente prefiero), el virtuosismo guitarrero de Marcos, las atmósferas de DAT que hacen la música de los Cure tan personal y otorgan la “marca” Cure y la batería indomable de Salva se unen a esa voz smithsoniana pero propia a la vez de Horacio que consigue algo tan extraño como transportarte a un concierto de los Cure pero a la vez disfrutar de un gran concierto de Obscure porque aunque su voz se parece a la de Robert, tiene algo más personal que la diferencia a la vez.

En este concierto volví a saltar, a cantar, a tararear, a quedarme estático, a disfrutar de la languidez de algunas canciones, a respirar el ambiente unívoco de tantas almas frente a Obscure que sentían igual, y transmitían su pasión por los Cure. Agradecí a Horacio y los suyos su compromiso con el fan de Cure, con actualizar su repertorio y con ofrecernos conciertos singulares como fue la rememoración del Show y hacerlo con gran oficio.

Pero una vez más terminó el concierto y me quedé con ganas. ¿Con ganas de qué? Pues de qué va a ser, de sus propias canciones. Estoy SEGURO de que cuando empiecen a componer ellos mismos alcanzarán el éxito personal porque su calidad es innegable como banda y su creatividad también. Espero que pronto llegue ese día!

martes, 15 de mayo de 2018

ESCRITORES SINGULARES-46: PAZ MONSERRAT

Paz Monserrat es una ESCRITORA SINGULAR. Conocí a Paz en la VII Microquedada relatista de Zaragoza, mi primera quedada con escritores de relatos que supuso una gran experiencia y que luego he repetido.

Gracias a Paz conocí también a Editorial Nazarí, con quienes publiqué mi primera novela ¿Cómo pudiste hacerme esto a mí? Así pues compartimos editorial. Ella con un fantástico libro de relatos, titulado Hormonautas, una mirada relatista de una mujer de ciencia y docencia.

La escritura de Paz deambula entre las reacciones humanas y la cotidianidad, de lo más cercano y real de nuestra propia vida. Por eso sus relatos son tan auténticos.

A continuación comparto con todos vosotros, lectores, un relato sutil, de delicada alegoría entomológica hacia los comportamientos más encontrados del ser humano.

Y para que conozcáis un poquito más a esta autora, una breve entrevista a continuación.

MARIPOSAS NOCTURNAS
En un oscuro café del centro, un hombre y una mujer acaban de sentarse en la esquina de la barra del bar. La mujer lo observa con curiosidad. El ventilador gruñe en lo alto.
El hombre se despliega en su propia exposición. Pareciera que teje una tela con sus palabras. Se explica a sí mismo desde los orígenes, muestra los mapas de su itinerario vital: detalles de la infancia,  viajes  y servicio militar. Utiliza aumentativos para realzar sus hazañas, diminutivos para disimular sus errores. Dibuja su perfil con precisión. Inocentemente se entrega a la meticulosa exhibición de sus vísceras, la piel transparente, los ojos brillantes.
Suenan las doce de la noche, el calor sigue siendo pegajoso.
La mujer lo empieza a observar con la mirada aburrida de un entomólogo que acaba de tropezarse otra vez con una especie de lo más vulgar, un insecto enredado bajo la crisálida que él mismo ha urdido.
Mira el reloj, otro ciclo se ha completado. Se levanta y lo abandona en su metamorfosis inversa de mariposa a oruga. El aire caliente, entretenido por el ventilador, contempla la escena.

ENTREVISTA SINGULAR
1.- Si te dieran la posibilidad de publicar una novela con una gran editorial ¿sobre qué tema te gustaría escribirla?
No tengo ni el aliento, ni el tesón, ni la disponibilidad de tiempo para construir una novela. Si la escribiera probablemente sería una sucesión de relatos encadenados. ¿Temas?: la familia, la complejidad de las relaciones, la naturaleza, o la frontera entre lo racional y lo imaginario. Como ves, temas tan generales e inabarcables que haré bien en seguir no planteándome escribir una novela sobre ellos. Mejor pequeñas píldoras impresionistas en forma de cuento.

2.- Imagino que como buena escritora que eres serás también una gran lectora, ¿en qué momento del día te gusta más leer?
Más que la hora del día, me gusta leer en momentos en los que nada ni nadie reclame mi atención durante un periodo de tiempo: viajes en tren, mañanas libres sola en casa, salas de espera en aeropuertos o en consultas de médicos…pequeñas cápsulas de aislamiento. En estos lugares me siento protegida y sin remordimientos de conciencia por no estar haciendo algo útil. En el día a día intento intercalar estos espacios entre otras tareas más prácticas (la casa, la preparación de clases o el trabajo…). Pero necesito los dos ámbitos, creo que no podría dedicarme todo el tiempo a escribir desconectada del mundo, ni tampoco solamente al trabajo y las obligaciones. Es un equilibrio complicado y frágil, pero crucial para mi forma de funcionar.  

3.- Espero poder disfrutar muy pronto de tu libro de relatos Hormonautas, publicado con Editorial Nazarí (editorial que compartimos). Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco?
No me enfrento. Lo miro fijamente y le pregunto si en el poco tiempo que disponemos juntos vamos a llegar a algún acuerdo. Si no me responde sigo escribiendo en mi cabeza mientras paseo o me ducho, o apunto una frase ininteligible en alguna las libretitas que voy perdiendo por la casa y por los bolsos. Me inspiro en lo más cotidiano, aunque intento mezclarlo en mi cabeza con algún toque exótico que me transporte a otros mundos (de esos que están contenidos en este).

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
Me suelen acompañar mis dos galgos echados a los pies del sofá donde leo, con sus miradas intermitentes de somnolienta admiración. Cuando escribo nos trasladamos los tres al estudio. Y después nos damos un paseo (en el que, a veces, sigo escribiendo en mi cabeza).

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
Si el libro es de una autora estadounidense o canadiense que escribe relato corto y viene avalada por una buena crítica,  me lanzo de cabeza a la librería o a la biblioteca. Tengo debilidad por ellas, no sé por qué.  En este momento en mi mesilla de noche conviven los cuentos de Edith Pearlman, Andrea Barrett, Joy Wiliams y Margaret Drabble  (ésta última inglesa). Esperan que les toque el turno muy educadamente, porque siempre me aseguro de que sean grandes damas. Me interesa mucho la visión de estas escritoras que narran desde dentro la vida cotidiana de las mujeres. 

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Sí, me paso un par de veces al día por Facebook, aunque estoy tratando de “quitarme” lentamente.  O al menos intentando dosificarme,  porque a veces cuando me sumerjo un rato largo me produce una especie de hartazgo parecido al que ocurre cuando te lees una revista del corazón entera (alguna vez lo he intentado en alguna peluquería y es una sensación tremenda, como de intoxicación) o cuando sigues comiendo después de sentirte saciada.
También tengo unos cuantos blogs: uno para mis escritos y otros para trabajar con los alumnos. Este formato me parece menos desquiciante,  porque no es tan inmediato y se parece más a invitar a tu casa a quien quiera molestarse en venir a hacer una discreta visita (en contraste con el Facebook que sería como salir al patio o al bar).  Yo me muevo mejor en las distancias cortas, en petit comité y en los ambientes tranquilos, así que el blog me parece algo  ya casi decimonónico muy adaptado a mi  manera de ser y a mi ritmo de producción.

7.- ¿Eres escritora de día o de noche?
De día. Soy de biorritmos diurnos. Por la tarde y noche prefiero leer. En realidad esto último lo practico más que escribir, porque durante el día dedico mi energía a otras cosas. Aunque es cierto que cuando tengo una idea a punto de caramelo y es fin de semana me convierto en un ser intratable que no distingue el día de la noche. Me encierro y desaparezco de la escena hasta que acaba el parto de la idea y la criatura tiene todo lo que necesita para sobrevivir. Mi familia podría dar fe de estas “desapariciones” repentinas. Todos saben cocinar, por suerte.

8.- Aparte de la literatura, ¿qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
Me admiran algunas cosas que veo hacer a otros y que a mí me parecen inalcanzables: dibujar a mano alzada, tocar bien un instrumento, improvisar un discurso,  conmover actuando, escribir poemas como la Szymborska o cuentos como Truman Capote.

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas

a) ¿Nos recomiendas un libro? Las pequeñas virtudes, de Natalia Ginzburg.

b) Un personaje literario que sea inspirador para ti. Pues esta pregunta me resulta difícil, así que preferiría no hacerlo, como Bartlebly el escribiente.

c) ¿Qué género literario te apasiona más? El relato corto y la buena divulgación científica.

d) ¿Eres de radio o de televisión? De libros. Y de manera cíclica -con un periodo de retorno de un par de meses- de series vistas de un tirón.

e) ¿Mar o montaña? Mar en invierno, montaña en verano. Bosque, sobre todo soy de bosque. Y también de isla volcánica. 

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
El otro día escuché, en una charla sobre nutrición, un concepto que no conocía: “ La maldición de Moctezuma”,  unas molestias intestinales que sufren los turistas norteamericanos cuando se van un fin de semana a México a atiborrarse de comida local,  que sus intestinos rechazan por cantidad y por composición. En cambio, parece ser que los españoles -supongo que muy a pesar de Moctezuma- tenemos una microbiota  más parecida a la de los mexicanos, capaz de asimilar mejor los alimentos sabrosos y picantes de lo que consiguen hacer sus vecinos del norte, sobre los que actualmente cae la maldición. Moctezuma se divierte desde el Más Allá con su venganza, destinada a quien corresponda en cada momento. Me pareció divertido verlo así.

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular Angie, de los Rolling Stones

10.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
Tarde de sofá con lectura y galgos a mis pies, y después paseo por un bosque con alguien con quien no necesite esforzarme en ser algo que no soy.



jueves, 10 de mayo de 2018

50 ESCRITORES SINGULARES


Ya os puedo anunciar la inminente publicación de 50 ESCRITORES SINGULARES, recopilación de las 50 entrevistas singulares del blog Loabsolutonoexiste.
Muy pronto anunciaremos el evento de presentación en la Bohemia pero apuntad ya la fecha: Sábado 16 Junio.